Técnicas para el vendaje neuromuscular: primera parte

El kinesiotape o vendaje muscular nace en los años 70’s con el fin de complementar a los tratamientos convencionales, especialmente utilizado para actividades deportivas. Este tipo de vendaje está fabricado con una textura y elasticidad similar a la de la piel del cuerpo humano, que se adapta al contorno del músculo y permite movilidad de manera natural. Es resistente al agua y secado rápido para mayor durabilidad.

¿Por qué colores distintos?

Hoy en día, podemos ver una gran variedad en colores de este tipo de vendaje: azul, rojo, negro, beige, rosado, verde, entre muchos más. Cuando nace el kinesiotape, solo se utilizaba el color azul, sin embargo, los cambios de colores tienen solo un único motivo que es la creencia en la cromoterapia, basada en la teoría de que cada color ejerce una influencia emocional distinta en una misma persona, por lo que aplicaríamos un Kinesiotape azul, si queremos obtener psicológicamente un efecto frío, y el Kinesiotape rojo para un efecto calor, por ejemplo, aun cuando no existe constancia de ello, se ha dejado a la creencia tanto del usuario como del profesional.

Tipos de cortes

 

 

 

El primer corte, tira en I: es el tipo de corte más común y se utiliza especialmente para focalizar la tensión de la venda en una parte específica.

El corte en Y: por el tipo de corte, se permite dispersar la tensión hacia dos direcciones, distribuyendo el efecto analgésico y circulatorio

El corte en abanico: este corte utilizado normalmente para cubrir completamente una articulación permitiendo distribuir los estímulos hacia diferentes direcciones.

El Kinesiotaping

 

Técnica Muscular: en este tipo de técnica nunca estiramos la venda, se pone en tensión el músculo, se estira la piel o se hacen las dos cosas a la vez. La utilizaremos para potenciar o inhibir el tono muscular.

Técnica fascial: en esta técnica es normal utilizar un corte en Y, aquí vamos a influir sobre las fascias, recogiéndolas o estirándolas, según sea el interés. La base se pega siempre sin ejercer tensión. El resto de la tira se pega poco a poco, ejerciendo tensión por tramos de 2-4 cm y ya para los últimos 3-4 cm. se pegan sin tensionar.

Técnica linfática: la función de este tipo de técnica es reforzar el flujo linfático, es muy común, cuando hay piernas hinchadas o un hematoma muy importante. Es importante mencionar que el anclaje de inicio y final de esta técnica se aplican sin tensión, estirando suavemente la piel con nuestros dedos y procurando que la venda presente un mínimo de estiramiento. Se utiliza normalmente una tira con corte en forma de abanico.

 

¿Qué otras técnicas piensas que se le da al kinesiotape?

Comenta abajo y déjanos saber que información te gustaría que publiquemos en nuestro blog

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *